Ojo seco, patología de superficie y alteraciones palpebrales

La sensación de ojos cansados, irritables, llorosos… es una sintomatología creciente en nuestros días

fotolia_70125455_subscription_monthly_m

Estos síntomas  acompañados de visión borrosa tras actividades visuales que exigen atención suelen ser más frecuentes al final del día, y se suele sentir la necesidad de tener los ojos cerrados para aliviar las molestias.

El uso creciente en nuestra sociedad de la visión de cerca a través de textos, ordenadores, tablets y otros dispositivos hace que los síntomas sean cada vez más frecuentes y a edades más precoces.

Son múltiples las causas y es importante dilucidar mediante una exploración adecuada cuales son éstas, para poder mejorar la sintomatología.

Los hábitos de lectura inadecuados , el uso o posicionamiento inadecuado de las pantallas de visualización, el aire acondicionado con humedad ambiente baja, la atrofia debida a la edad, las inflamaciones palpebrales crónicas ( blefaritis),enfermedades autoinmunes subyacentes, fármacos que disminuyen la sensibilidad corneal o la frecuencia de parpadeo, malposiciones de los párpados …. Pueden causar estos molestos síntomas.

Es importante saber que se trata de una patología crónica  y que una vez detectada la o las alteraciones que la están causando puede mejorar con el tratamiento, pero la clave del éxito del mismo está en la cumplimentación y perseverancia en el mismo.

Podremos usar diferentes lubricantes en forma de lagrimas artificiales de diferente composición , incluso preparados autólogos extraídos de la sangre del propio paciente en casos severos , tratamiento palpebral mediante limpieza y fármacos para regular la secreción lipídica del mismo etc. en dependencia de las causas.

RECOMENDACIONES PARA UNA BUENA SALUD VISUAL

Es recomendable hacer una primera revisión oftalmológica a los niños entre los 3 -4 años.

En niños prematuros o con alteraciones de reflejo de fondo de ojo,  estrabismo, o enfermedades multisistémicas se hará exploración al nacimiento o durante el primer mes de vida.

Si existen antecedentes de problemas visuales en la familia es aconsejable someterse a una revisión oftalmológica completa.

En personas de más de 45 años se recomienda una primera exploración para diagnóstico precoz de Glaucoma.

Si se tienen enfermedades sistémicas como diabetes, hipertensión, enfermedades autoinmunes o hemos tomado fármacos que pueden causar alteraciones retinianas o hipertensión ocular es aconsejable la exploración oftalmológica.

Llevar una vida sana evitando tóxicos como el tabaco y el alcohol, hacer ejercicio regular y tomar una dieta equilibrada también se ha correlacionado con  una menor incidencia de enfermedades degenerativas de retina.

 

Solicítenos información sin compromiso

944 684 762